domingo, 19 de febrero de 2017

EL PETIRROJO Y EL FOTÓGRAFO



Fotografía realizada  el 19 Febrero 2017. Cámara Canon 6D..Datos Exif Iso 1600, Tv 1/200. AV 4.5

Este pequeño blog  quiero dedicar a Susana Maldonado  magnifica fotógrafa y amiga.  


                                                                       
                                                             
             UN PETIRROJO EN  MI JARDÍN     

   Sobre la mesita de noche suena la melodía del viejo despertador, recordando  que debo de levantarme, las agujas del reloj marcan las siete de la mañana. Me incorporo  y medio sonámbulo  recorro los visillos de la venta observando la claridad de un nuevo día. 
    Cuidadosamente bajo las escaleras que separan el dormitorio del salón comedor, sin apenas hacer ruido llego al ventanal y me detengo tras los visillos del comedor, desde aquí  observo toda la zona del jardín. Ayer tarde había visto un pequeño Petirrojo picotear entre las plantas. 



    Aprovechando el silencio y la calma de  una mañana de domingo, antes que los rayos del sol iluminen el jardín y el petirrojo vuelva en busca de alimento.  Preparo el trípode y la cámara dejándolo junto al jardín. 
      Me dirijo a la cocina, me preparo el desayuno y decido desayunar en la mesita que hay junto al ventanal, desde aquí observo completamente cada movimiento del Petirrojo . Los rayos del sol poco a poco se filtran entre las ramas de las plantas, los  gorriones  son los mas madrugadores y enseguida terminan con las migajas de pan depositadas sobre la piedra.
  


Saboreando el último bocado de la tostada con mermelada de naranja, termino el  desayuno y pongo toda la atención en cada uno de los movimientos que el Petirrojo  realiza al rededor del comedero.
   Pienso que durante la mañana y antes que los vecinos comiencen a despertar, con este silencio reinante, puedo realizar alguna fotografía a través del cristal de la ventana.



     Poco a poco van llegando los Gorriones, sin pensar comienzo a disparar  nervioso,  el petirrojo me descubre y se marcha rápidamente. Un gran silencio invade todo el comedor, mi precipitación como siempre  y el movimiento del dedo al disparar la cámara, había asustado esta diminuta ave.  




   Después de quince minutos regresa al jardín, Lo observo posado sobre una pequeña rama con la mirada  fija en el ventanal donde me encuentro con la cámara en mano. Intento mantener la respiración y hacer el mínimo movimiento posible, para ganarme la confianza de semejante belleza.





  Observo las fotografías realizadas  y veo una falta de nitidez la cual hace me sienta un poco desilusionado por la calidad del trabajo. Pensando como  solucionar el problema, los gorriones vuelven a terminar las migajas de pan sin apenas dejar nada para el Petirrojo.




 Decido montar el trípode y cámara  una distancia mínima de tres metros del punto donde suelen parar a comer. Para molestar  lo menos posible a las aves que van llegando, conecto el disparador automático.
   Durante este tiempo de espera, investigo un poco en Internet sobre la vida  y costumbres de  esta pequeña ave.



 
                                      EL  PETIRROJO

   Pájaro cantor de unos 15cm de largo, cuerpo rechoncho y plumaje verde oliva en el dorso, con el cuello, la garganta y el pecho rojos o naranjas, el vientre blanco y la cola parda oscura, hace sus nidos en agujeros, muros y árboles; vive en toda Europa y migra al norte de África y Asia.
   El Petirrojo es un pájaro sociable, atrevido y curioso que acostumbra a salir del bosque y plantarse a mitad de un camino para ver quién llega a su territorio, emitiendo su característica voz de alerta: un chip chip metálico y seco. Su canto es un gorjeo musical, muy melódico, parecido al del ruiseñor.



   El  petirrojo es un ave de primavera, un tiempo de nuevo crecimiento y nuevos comienzos. Vuela en nuestras vidas con los vientos de cambio que nos piden que arranquemos las malas hierbas de nuestros jardines personales y que sembremos nuevas semillas para nuestro futuro. El Petirrojo nos enseña cómo realizar estos cambios con alegría en nuestros corazones. Su canción es un feliz recordatorio para dejar ir nuestro drama personal y aprender a reir con la vida.










                  MITOS Y LEYENDAS DEL PETIRROJO.

En la mitología nórdica al petirrojo se le asocia a la tormenta, es un  pájaro sagrado para Thor, dis del trueno. Una leyenda británica tratando de explicar el color rojo de su pecho, relata que cuando Jesús estaba en la cruz el petirrojo, en ese momento de color marrón, se poso a su lado y cantó en su oído para consolarlo en su sufrimiento. La sangre de las heridas de Jesús manchó el pecho del petirrojo y desde ese instante todos los petirrojos tienen el pecho con la mancha de la sangre de Cristo.   





  En Inglaterra los Petirrojos siempre fueron muy respetados, de hecho, se los utiliza mucho para las postales de navidad, y eso quizás sa debido a que los carteros británicos en la época victoriana llevaban un uniforme rojo, incluso se los apodaba "Robin " ( Petirrojo en inglés ). De ahí que probablemente por eso se le conozca como el pájaro de las noticias, el pájaro que traía  la noticia, que sabía, cuando los marineros embarcados alen de los mares iban a poder llamar a sus familias.