viernes, 29 de abril de 2016

POYATOS ( CUENCA ) Por Emilio Pérez.


                       POYATOS...( APUNTES Y PAISAJE )
                Son pequeños detalles cogidos del libro que escribí el año 2002.  


                                                              
                                     ITINERARIO
       La  provincia de Cuenca la más oriental de  Castilla la Mancha, su mitad n.e pertenece al Sistema Ibérico. La Serranía  se extiende  al s.o. de la Sierra de Albarracin, es un conjunto de sierra calcárea. La altura media de la Serranía es de 1.000 a 1.500  mts, toda la sierra es una región eminentemente forestal y ganadera, para conocer parte de la Serranía empezaremos  nuestro punto de partida desde la propia capital de Cuenca.
      Tomando dirección a la  Ciudad Encantada bordeando el cauce del río Jugar, entre plantaciones de girasoles y chopos de gran belleza otoñal,  llegamos a Villalba  de la Sierra.
     Aquí será nuestra primera desviación para entrar en plena Serranía. Un pronunciado puerto de montaña nos  ofrece  panorámicas de importante interés     paisajístico hasta llegar a Las Majadas.
  Continuamos por una pista forestal asfaltada en los años 1960 al 1970, con gran numero de curvas adentrándonos en un paisaje de espesos pinos, donde encontraremos zonas como Hosquillo, Fuente de la Tía Perra, Lagunillos y  Tejadillos,  parajes característicos de la Serranía.  Hosquillo cuenta con un parque cinegético natural, aquí los animales viven en semilibertad. En las inmediaciones  ciervos, muflones y cabra montes, junto otras especies de animales,  conviven en plena  libertad. El furtivismo incontrolado, es causante en los últimos años de las bajas de estos bellos animales.

                                      
                                            CIERVOS EN LIBERTAD  ( CARRETERA  ZONA  TEJADILLOS )


 Tejadillos, cuya casa fue residencia de guardias forestales durante varias épocas, sus aledaños eran utilizados para el cultivo de patatas y legumbres,  también criaban conejos, cerdos y gallinas para su consumo. Hoy en día es zona recreativa y donde se  ubica  una aula de  naturaleza.
    Tomaremos la bifurcación izquierda de la carretera, a orillas del río, dirección a Poyatos, entre grandes claros de arbustos observamos las aguas cristalinas de alta montaña del Escabas, donde viven barbos y truchas  autóctonas,   muy valoradas por aficionados al deporte de la pesca.
  Los cangrejos fueron también un  esquísito manjar,  desaparecidos  por  (  afanomicosis ) sobre el año 1970.
   Las truchas  viven en espacios de coto y reserva utilizados para desove y reproducción, manteniendo una población muy escasa de alevines. El  río  Escabas  poco a poco aumenta  el caudal gracias al número de arroyos y fuentes  existentes a lo largo de 12 Km, de recorrido por  tierras de Poyatos.
   Señalar que fuente Morenas  es  una de las  más importantes por tener propiedades medicinales y fácil acceso desde la propia carretera, existen otras fuentes que después de largo curso desembocan en  el Escabas,  con nombre como:  fuente de la Toba, la Vaqueriza, la Fresneda,  fuente del Pueblo,del Tambor, la Noguera, el Churtal y otras más cercanas al curso del río, fuente de la Calzailla, fuente Morenas, las Puercas, el Rodeo y fuente del Tío Cayo, esta  fuente nace en la margen izquierda del río, siendo canalizada por ICONA, a la margen derecha para  servicio de un gran merendero.
   Pero también los arroyos como, la  Hortizuela, Frio, Los Linos y Malo, forman  parte  de  afluentes  del Escabas.





                        



                                                         PUENTE  BARBAJOSO 


EVOLUCIÓN   HISTORICA
   La zona de la Serranía ha estado poblada desde la más remota antigüedad.  Un espacio con abundante caza  y  una  oro- grafía  que facilitaba su captura (hoces, cortados, valles estrechos) así como la posibilidad de disponer de multitud de refugios, facilitó el desarrollo de las culturas paleolíticas y neolíticas.   Posteriormente fueron asentándose, con mayor o menor influencia, el resto  de  las civilizaciones  que  han  conformado  la historia  de  la  península.
Las referencias  arqueológicos más importantes que se encuentran cerca de Poyatos son las ruinas de un poblado celtíbero (500-200 años a. c.) ubicado encima del manantial de la Toba, en el que se han encontrado restos de cerámica con inscripciones  íberas.
   Los Romanos sometieron posteriormente a los pobladores celtiberos que ocupaban la Serranía, pero fue una ocupación marginal que no alteró en gran manera la forma de vida de  nuestra  comarca.   Aunque la romanización sí introdujo cambios significativos en las comunicaciones de la Serranía, ya que construyeron una calzada romana que conducía  desde  la mancha a través de Cuenca  y Guadalajara hasta Zaragoza, además de otra calzada secundaria como la que llegaba hasta Beteta.  Estas  vías de comunicación evitaron a  partir de entonces que la Serranía quedase aislada de los avatares históricos.
   Con el inicio del periodo  islámico y la llegada de los beréberes, las tierras de la Serranía de Cuenca adquieren un mayor protagonismo que en épocas anteriores.
        Se desarrollan actividades como la tala de árboles y su traslado fluvial hasta  Denia y Valencia, la industria textil también adquirió  un  auge  considerable gracias a la lana producida por los abundantes ganados ovinos  que pastaban en la Serranía.
        Posteriormente, tras la ocupación cristiana  y  la concesión  por  parte de Alfonso VIII del Fuero de Cuenca (finales del siglo XII) se  sentaron las bases de lo que ha sido la Serranía hasta épocas recientes. ¨Una sociedad rural, organizada en concejos de villa o aldea, que gozaba de una amplia  libertad  y en la que  prácticamente la familia era dueña de tierras que ella misma podía  cultivar, a la vez que participaba  en  el  aprovechamiento colectivo de las tierras comunales, formadas principalmente por pastizales  y bosques.” (Luis Esteban Cava, 1994.)
    Durante la Edad  Media la Serranía se fue dividiendo en varios señoríos que alcanzaron un gran desarrollo:  El señorío de Beteta, al que  pertenecía  Poyatos, se  constituyó como uno de los más importantes.





En la Edad Moderna fueron pocas las variaciones acontecidas en la organización  territorial y en la forma de vida de la Serranía,  la población va sufriendo altibajos. En el Censo que se establece en el 1587, Poyatos figura con unos 110 vecinos y 440 habitantes, es el momento en el que cuenta con mayor población, en el Censo de 1728  figura con 292 habitantes, iniciando posteriormente una lenta recuperación de forma que en 1802 cuenta con 107 vecinos y 428 habitantes, prácticamente los mismos que a finales del siglo XVI.
      Los acontecimientos del siglo XIX  también repercutieron en la Serranía, sobre todo en la primera mitad que fue una época  difícil para la comarca: la guerra de la independencia  primero  y  la guerra  carlista después, ocasionaron un declive económico y de población. Situación que se remonta durante la segunda mitad con la introducción de actividades como la obtención del carbón a partir de leñas y maderas.  Y otro aprovechamiento del monte como la obtención de resinas y destilación de plantas aromáticas como el espliego.
  Otro fenómeno que se produjo en el siglo XIX fue la supresión de  los señoríos  jurisdiccionales que posibilitó la transformación de las  villas y aldeas de señoríos en ayuntamientos independientes, los cuales obtenían su principal  fuente de riqueza de la explotación de los montes, que en gran medida pasaron a ser de su propiedad.
   Otro fenómeno que se dio en Poyatos  y demás pueblos de la Serranía a partir de la segunda mitad del siglo XIX es que se hizo necesario roturar nuevos espacios  ante el crecimiento demográfico en detrimento de la masa forestal. Finalmente el siglo XX  cambiaría  radicalmente  nuestro pueblo y la Serranía. En primer lugar con la guerra  civil se producía no solo una merma demográfica, sino un trauma civil que necesitó de décadas  para superarse y transformó usos, costumbres y fiestas ( la desaparición de los carnavales por ejemplo), además de los consiguientes odios y divisiones.
    Por último la emigración masiva a la ciudad en busca de nuevas oportunidades, a partir de finales de los cincuenta, sumió a nuestro pueblo y a toda la Serranía, en la mayor crisis de su historia.
      En resumen, podemos afirmar que la fisonomía de nuestro pueblo, la forma de construir las viviendas, el tipo de herramientas agrícolas  y buena parte de las costumbres  permanecieron inalterables desde la Época Moderna sigloXVI incluso hasta la  entrada  de la década de los sesenta.  A partir de  los  70  comenzará de verdad  en nuestro pueblo el siglo XX.

     

 




























MONUMENTOS   PRINCIPALES
                             
                                     ( DECLARADO  CONJUNTO  HISTÓRICO  EL AÑO 2001 )





Su conjunto arquitectónico más importante de señalar es la Iglesia, el arco del concejo, la muralla de la fragua y el Ayuntamiento.

   La Iglesia, construida en dos etapas diferentes la más antigua  data de la primera  mitad   del siglo XVI.

  La segunda etapa de su reedificación fue en la época del  pontificado de   D.  Miguel Muñoz, nacido en Poyatos en el año 1493 llego a ser obispo de Cuenca en el 1547, impulsando desde este obispado la ampliación de la iglesia y otras mejoras en las condiciones de vida del Pueblo.
























































    La iglesia, de estilo gótico y detalles renacentista es el  monumento  más  importante de Poyatos.  En el transcurso  de los años ha ido progresivamente deteriorándose llegando en la actualidad, a un estado   preocupante  y  de urgente  restauración en su interior. 
  Señalar que el año 1960 durante  la restauración parcial del suelo entablado de su  interior  y  excavaciones realizadas en los  aledaños de la iglesia se observaron restos de huesos humanos. Manifestando que fueron sus  alrededores zona de  inhumaciones  en épocas  anteriores.

     En el año 1995  se efectuaron trabajos de  mejora  sobre  la  cumbrera  del tejado, donde todavía se conserva una vieja veleta.  Excepcionalmente en el verano del 1997 varias cigüeñas hicieron acto de presencia en lo alto del campanario, junto a esta veleta.
   Una gran portada con arco de piedra    y una puerta de hierro colocado recientemente, nos dan paso al interior de la Iglesia. Compuesta por tres naves desiguales en altura, la nave central es mucho más ancha, con cabecera  de tres lados, está  cubierta  con  una bóveda de terceletes.
  Los nervios arrancan de  las  columnas  de la  entrada  y de  los grupos  de  las  columnas  cónicas   y cilíndricas.
    Las  naves  de  los  laterales   tienen bóvedas de crucería, arrancando  los  nervios como  los del ábside central.
   En la cúpula del crucero se muestra el enjarje, ( enlace  de  varios  nervios  de  una bóveda ) que hace suponer que sin duda  se derrumbo, y  fue sustituido por  una cúpula de  ladrillo  desarrollada  sobre  viguetas  y recubierta  de  yeso.


                   
                 ARCO    CONCEJO

   Este arco data del Siglo XV-XVI, fue punto de reunión para los sexmos de aquella época  y puerta para acceder   a  la villa. En el  interior  del  arco una puerta da paso al atrio de la iglesia.  Sitio de pequeñas  reuniones de personas mayores a  la  salida de los  actos   religiosos,  y  también   patio  de Juegos  para  los  más  pequeños. Desde el atrio una escalera  exterior  da  paso a la  planta superior del arco, utilizada  esta planta durante décadas para la enseñanza, como aula o colegio de niños.





                           LA  FRAGUA

    Situada en las in-mediaciones de esta plaza Principal, la fragua forma parte junto a la Iglesia, arco del Concejo y Ayuntamiento un  conjunto de construcciones más antiguas   de esta villa.

 La herrería es la parte más conservada de los restos de una muralla ó fortaleza del siglo  XV.
 Su principal  valor fue el prestado durante décadas a herreros que  instalaron  aquí su fragua, para el servicio del pueblo.
    El herrero, como buen artesano solo nece- sitaba el  hierro, agua y el fuego de la fragua, para  dar diversidad de formas a  las herramientas o aparejos de la época.  En  esta fragua se forjaban rejas, trébedes, paletas, tenazas, hachas, rejas para arados, hoces y herraduras entre otros eran los encargos  más  comunes.
  Pero con el tiempo todo fue decayendo y sobre el año 1965 se dejaron de utilizar los fogones de la fragua, siendo el último herrero D. Francisco Hernández.  A partir de entonces  el interior de la fragua, fue utilizado para otros servicios.                                                                                        Primeramente como almacén del autoservicio o tienda  de  Ovidio, hijo  de D. Francisco Hernández.
Durante el año 1999, la fragua  sufre una renovación  del interior y buena parte del exterior. La fachada es restaurada al edificar una vivienda, sobre los  cimientos de  otra  época. 









 En el  in  
  Sitio d                                                                   AYUNTAMIENTO

                      Construido en el siglo XVI,  el edificio está compuesto por planta baja y una altura a la cual se  accedía por una escalera exterior construida con piedra, recientemente esta escalera  se  suprimió.
  Lo más importante a destacar es la fachada principal, compuesta por cuatro columnas cilíndricas de severa estructura de piedra  que dan apoyo a una amplia  balconada de madera restaurada muy recientemente.
La primera planta de la casa consistorial fue durante varias décadas residencia de personas funcionarias del Estado como: guardia civil. médicos, practicantes, maestros  y  guardias  forestales.
  La planta baja esta compuesta por una secretaría y un salón de actos utilizado  para reuniones  culturales  y  plenos.  
   La corporación que administra la villa de Poyatos esta formada por el alcalde, teniente de alcalde y los concejales, otra autoridad elegida mediante censo es el juez de paz. El  secretario esta encargado de toda correspondencia y extender las actas.
  Señalar que durante la posguerra, fue asesinado en las inmediaciones del molino de Poyatos  el secretario en funciones D. Leovigildo Enebra.    En otra época en el Ayuntamiento, había un pequeño calabozo  para  incomunicar a determinados presos.
   Sobre el año 1940 un detenido en Poyatos, efectuando un butrón o por un pequeño ventanuco en una de las paredes que dan acceso a una pequeña cerca, consiguiendo salir del calabozo y recobrar de nuevo su libertad. ( Según testimonio de personas de  avanzada  edad).


FIESTAS   Y    COSTUMBRES


La patrona Maria Magdalena, se celebra durante los días 22 al 24 de Julio, es la festividad de mayor interés y tradición de esta Villa. Durante estos días, párrocos de otros pueblos, llegan para la celebración de los actos religiosos. La Imagen de la Virgen es llevada a hombros  en procesión  por las calles del Pueblo.




  En estas fechas,  músicos y turroneros dan alegría al pueblo, los músicos  instalados unas veces en el garaje  municipal y últimamente en la plaza, amenizan e invitan a bailar con su música a mayores y niños.  Y como de costumbre los turroneros son encargados durante estos días de mantener  el buen sabor de boca.
   Señalar que un turronero en los años 60-70 venía del Rincón de Ademuz (Valencia) a lomos de un mulo cargado con turrón, baratijas y alajú, dulce típico de nuestra provincia compuesto de almendras, nueces, miel, pan tostado rallado y especia fina Pero en realidad por su número de habitantes, fue en épocas pasadas cuando la fiesta de Poyatos estaba en todo su auge.
  Era tradición la compra de una vaquilla para este festejo, el último día se sacrificaba y su carne se repartía entre los vecinos.
   Los concursos de carreras de sacos, bicicletas, partidos de fútbol contra equipos de otros pueblos, trepar por un poste enjabonado y resbaladizo para conseguir un trofeo, los bolos, la cal  y muchos más, constituían el conjunto de competiciones y juegos realizados durante estos días.








   SEMANA    SANTA

    Nos encontramos en una de las provincias de España con mas devoción y tradición de esta fiesta.
  Cuenca, siempre ha tenido gran afluencia de público en todos los actos religiosos.    Destacando en los  últimos años la procesión de los borrachos entre los jóvenes.
    En Poyatos, para Semana Santa la mayor parte de  actos transcurría dentro de la  iglesia, preparada con detalle para estos días.
   Era costumbre en la iglesia, cubrir gran parte de las columnas y paredes con colchas ó sabanas, señalar los pasajes de  estas fechas: El lavado de pies a los Apóstoles, era representado por doce niños  de edad escolar, la última cena, prendimiento de Jesús y Vía-Crucis, todo representados por vecinos en años anteriores. También se realizaba una procesión al monte de, ( Santa Quiteria).
El  domingo de resurrección era el día más popular, después de misa se tiraba el  Judas Iscariote, representado simbólicamente por la composición de un pantalón y una camisa rellenadas ambas prendas de paja, como cabeza un botijo, todo  el conjunto es sujetado en la parte más alta de la viga. Durante la noche del Sábado Santo, en la plaza principal junto al Ayuntamiento, se cavaba un gran hoyo donde  introducían la base del pino, participando para ello los mozos del pueblo. Este pino había sido cortado con anterioridad exclusivamente para este evento. Era  costumbre hacer una hoguera durante la noche, por las bajas temperaturas y utilizar sus brasas para ciertos asados.
      Señalar que Viernes y Sábado Santo el sonido de las campanas en los actos religiosos eran sustituidos por la carraca, un instrumento de madera de sonido seco.
      La carraca de  la iglesia tenia un volumen considerado, su peso estaría cerca de 20kl. Para su manejo y hacerle sonar  siempre lo hacían dos personas.* Durante esta  semana se mantiene la  abstinencia al consumo de carne y especialmente el Viernes Santo. Es costumbre en estas fechas los platos típicos como: Potaje de bacalao, castañuelas de huevo duros y como postre esas caldosas y  dulces torrijas.
   Una anécdota a resaltar, era la prohibición de trabajar el campo, en domingo y días de fiesta, incluso llegando a ser sancionado económicamente por la autoridad, si se  incumplía esta norma.  




SAN ISIDRO Y CORPUS-CHRISTI
  San Isidro fue día de gran tradición y devoción en Poyatos, durante su festividad se realizaban concursos de labranza, los campos sembrados eran bendecidos por el párroco desde las Peñuelas, para una mayor productividad.
 Todos  vecinos eran invitados a tomar  chocolate en el recinto del Ayuntamiento en estas  fechas.
  El  Corpus-Christi,   un día señalado especialmente para los  niños que tomaban la primera comunión, era costumbre andar en fila, niñas y niños  delante de los vecinos recorriendo las calles del pueblo en procesión.

  También en  esta fecha, era tradicional de poner una mesa cubierta con un paño blanco y un jarrón con flores, en varias calles y plazuelas del pueblo, donde el sacerdote posaba la Custodia y rezaba alguna oración.




NAVIDAD
  Durante esta época del año, Poyatos cuenta con una población bastante inferior a la mantenida prácticamente todo el verano. El Pueblo situado en el interior de la serranía a1283mts de altitud vive inviernos muy fríos, la comunicación por carretera es a veces inaccesible, llegando incluso a estar totalmente aislados por la nieve.
  Años atrás cuando contaba con mayor número de habitantes  sobre todo de niños, la Navidad se vivía más entrañable. En  estas fechas el  párroco, con la colaboración de todos los niños, realizaba en el interior  de la iglesia un belén de grandes  dimensiones. Junto al Nacimiento los vecinos  cantaban villancicos.

 Tenían  costumbre  los mozalbetes, pedir en las casas del pueblo el aguinaldo. Recibiendo trigo tostado, cañamones, higos  y como dinero alguna perra  gorda, en el mejor de los casos, dependiendo de la época.


          



MANTANZA  DEL  CERDO

En Navidad es tiempo también de la matanza del cerdo (matazón) aprovechando las bajas temperaturas del invierno de los meses de Diciembre, Enero incluso Febrero es cuando se inicia esta costumbre de antaño. Cada familia durante el transcurso de nueve ó diez meses criaba un cerdo incluso dos, para el abastecimiento durante el próximo año.
  Este día los familiares y amigos eran invitados para ayudar al sacrificio del cerdo, es necesaria la fuerza de tres ó cuatro hombres para este rito. El primer paso consistía en detener al cerdo, con un gancho de hierro con punta curvada hacia arriba, se le clavaba en el centro de las mandíbulas inferiores,  con ayuda de todos se le subía tumbado sobre la mesa, donde el matarife ó el mas atrevido daba fin a la vida del animal. Reservada la sangre para la elaboración de las morcillas, acto seguido el cerdo era chamuscado con las llamas de una aliaga seca, pasando a la limpieza con piedras de toba y abundante agua caliente.
   Antes de iniciar el despiece del cerdo, se mantenía colgado varias horas para que desangrara bien.
 Durante este espacio de tiempo, era costumbre de almorzar las típicas gachas de matazón, elaboradas con hígado y papada del cerdo, ajo, harina de almortas, agua y especias. La carne es aprovechada en su totalidad, siendo las  más apreciadas, el  jamón, costillas, lomos, y los embutidos, estos últimos  fritos  y  cubiertos con aceite dentro de orzas,  para   su  conservación durante  todo el año. Los jamones y perniles se ponen en un recipiente de madera, cubiertos de sal y peso sobre la superficie durante meses para una buena curación.
   La  limpieza de tripas del cerdo corría  a cargo de las mujeres en una fuente cercana al pueblo.  Una vez  limpias se utilizaban para embutir los típicos chorizos, morcillas, güeñas y el morcón.
  Señalar que la vejiga del cerdo limpia,  bien hinchada y atada se daba a los niños para jugar al fútbol.
   Durante este día los mayores,  bebía un licor casero elaborado con aguardiente similar al orujo, canela, agua, azúcar  y a veces algo de café. (aguardiente chapurrado).
   Al final del día se practicaban juegos como  las prendas, cartas y también  se contaban chistes.





         LOS    MAYOS

  Despierta,  niña, despierta, que  Mayo ha llegado, era el  comienzo de los muchos versos que durante la última noche del mes  de Abril,  los mozos del pueblo cantaban a las mozas por la que más admiración sentían, sin que estas lo supieran.
 Esa noche se reunían los mozos, acompañados de guitarra, botella vacía de anís que frotando con una cuchara intentaban sacar sonido. Pocos instrumentos más necesitaban para realizar el recorrido por las  calles  cantando  bajo las  ventanas  de  las mozas elegidas.
   Durante la elección había una subasta, siendo el mozo agraciado el que más dinero ofrezca por ella,  teniendo cierta garantía  a  bailar durante las fiestas.
  Lo reunido durante  esa noche se utilizaba para el disfrute de todo el grupo.


  FUENTES  DE  RIQUEZA
Una de las principales fuentes de subsistencia desde el inicio de población,  hasta nuestros días ha sido el  aprovechamiento de sus tierras, tanto de regadío como de secano.
  Las zonas donde el agua tenía acceso, se utilizaban  para la plantación de productos de primera necesidad,  hortalizas y árboles  frutales.  Estos productos eran los cultivos más comunes de los huertos de la Fresneda, el Valle, la Vaqueriza, las Ollas, huerto de Juan Ruiz  y otros más distantes como la fuente la Toba. 
  Muchas de estas zonas son hoy  grandes barbechos llenos de plantas silvestres y matorrales.
   Poyatos  contaba en épocas  anteriores con gran número de tierra de labranza, fue a mediados del siglo xx cuando su producción estaban en el máximo esplendor. El conjunto de campos sembrados de mies, ayudados por el viento hacia recordar  el oleaje de un paisaje marinoLa tierra era labrada con ayuda de animales domésticos, bueyes, vacas, mulos, yeguas y borricos, hoy en día casi desaparecidos. El año 2002  solamente quedaba un Asno, propiedad de Sr.  Agapito.  Las vacas de labranza fueron dando paso a los mulos, también utilizados para el acarreamiento de hazes  y arrastre de la trilla.
 Durante la temporada de la siega era costumbre llevar el hato al mediodía, compuesto por migas de pan acompañadas de cebolla, y cerezas cuando es su tiempo, también los potajes y platos calientes eran parte del hato.
 La mujer hacía un papel importante con su colaboración en la recolección de las cosechas cercanas a la población, compaginando con las tareas domésticas.
     El trillo o trilla compuesta por un tablón grueso de madera  y una base dentada con pedazos  de pedernal, era el medio más antiguo de partir la parva de mies extendida en el suelo de la era.
 Otros  aparejos que se usaban durante la trilla y la siega eran  hoz, zoqueta, vencejo,  la horca, pala de madera  y criba o harnero   utilizados  para aventar  aprovechando las horas de viento. Almud o celemín, equivalente a media  fanega, se utilizaba para medir el grano, el  costal  servia para transportar el grano desde  la  era  al  troje o granero de la cámara.






    Junto con la agricultura, la explotación forestal y  la ganadería son los medios de  supervivencia de esta villa.
   El pasto de las grandes cañadas, junto con los campos de rastrojos en época de siega, eran zonas de pastoreo. Poyatos siempre ha contado con ganado bovino, ovino y cabrío, este último en menor  número de cabezas. Las vacas eran utilizadas años atrás  exclusivamente para labranza, hoy en día permanecen cabezas de  vacuno solo para la  reproducción, cría y venta de los becerros.

 El ganado ovino sigue siendo el más  predominante de esta zona, su alimentación principal son pastos, pienso y sal suministrada semanalmente sobre saleros de piedra existentes en espacios abiertos,  designados en exclusivo para este alimento necesario, estos lugares abiertos reciben el nombre de salegares.  Junto a los campos de cereales y plantas de secano existen las tinás, alejadas de la población y usadas como cobertizo, paridera, establo y pernoctación de pastores y labradores en décadas anteriores.
   Hoy en día y sobre todo en invierno son cada vez menos los rebaños que salen  al campo  apastar,  las ayudas mantenidas por el gobierno desde años atrás y la venta de corderos, son cada vez más los ganaderos que optan  por  la  estabulación  del ganado ovino. Es significativa la dedicación y esclavitud de este oficio.
   Manifestar también la dula, un terreno comunal donde pastaban los ganados, especialmente las caballerías del pueblo, enviadas íntegramente bajo la vigilancia del  dulero.




                   FORESTAL


    Nos encontramos dentro de una zona forestal  de las más ricas de nuestro país, la  altitud geográfica de Poyatos,   permite un amplio abanico de vegetación destacando como monte bajo, espliego, aliaga, boj, espino, majuelo, enebro y zarza.  Sin olvidar las plantas aromáticas y medi- cinales  destacan el tomillo, ajedrea,  manzanilla, romero, poleo, y cantueso.
    Sobre los 1.400mts se inicia ya el dominio de los pinos albar, negral y rodeno.  El Rodenal es una zona forestal de Poyatos donde abunda el pino rodeno.
    A mediados de siglo, se mantenía una producción  considerable de resina  en esta zona, cada resinero recolectaba 5.000  pinos aproximadamente. El trabajo re- quería un cierto conocimiento para aplicar las técnicas. Por ejemplo saber el diámetro del pino para resinar, es de 20 a 25 cts. Y la incisión en la corteza, por donde emana la resina, hasta el cuenco de barro es  de 15 cts, de ancho por  2mts de alto, cuando el recipiente esta lleno se deposita  en las  cubas, un recipiente semejante al tonel, con capacidad  para 200 Kg.
  El  resinero era un oficio en auge años atrás, mencionar a D. Higinio Cuevas, Jaime  Serna  y Aniceto Pérez  que fueron entre otros los últimos resineros en dejar esta profesión.
  La tala de pinos a principio del siglo xx fue bastante notable, el transporte se efectuaba mediante el curso del río, construyendo grandes balsas para dar más fuerza y volumen al caudal, así poder transportar la madera a lugares más accesibles  para los  vehículos.
Otra  forma de mover la madera,  era con el arrastre, un par de mulos unidos por un yugo, al cual se aseguraba una cadena para atar y arrastrar los pinos, junto al    carril o carretera.
  La madera de pino  es un producto abun-dante de nuestro monte, utilizada para uso local  en construcciones  de  viviendas, establos, pajares y fabricación de utensilios agrícolas. 
      En los tejados se utilizaba la madera de pino por su longitud.  Para el timón del arado se utilizaba preferente mente la madera de sabina.  Al final de la Edad Media el pino albar era muy estimado para la construcción de barcos en los astilleros de Valencia y Cartagena.





EL  OLOR  DE  LA  RESINA
                   Amanece un nuevo día
El Sol empieza a brillar
Caminando sobre abarcas
Con hacha y alforja va
                             
                              Es un camino muy largo
llegar  hasta  el Rodenal,
allí canta el Arrendajo
y el Carpintero Real.

Lágrimas de resina brotan,
del pino Rodeno y Negral
resinando todo el día
la cuba vacía está

Senda de aljuma pisada
mojada con tu sudor
dejaste marcada un día
y también tu juventud

Bajo espeso y verde paisaje
olor a resina quedó
olor que siempre recuerdo
con piñas, la mula y yo

Hoy, jubilado ya estas resinero
paseando sobre asfalto
añorando la resina
y  pisando el alquitrán.       Emilio  Pérez  2009


    Dedicado a mi Padre, en recuerdo a este oficio practicado durante años




MEJORAS     URBANAS

     EL  MOLINO
  Apenas 3km es la distancia que separan el municipio de Poyatos del molino, situado en una zona del valle junto al río Escabas.  Durante 150 años aproximadamente, este  pequeño molino fue movido por el agua  encauzada del Escabas desde el puente del valle, hasta la turbina, que durante tantos años hizo girar las ruedas de piedra, para moler el trigo de Poyatos y de varios pueblos limítrofes. Así como un  generador  donde se producía la energía de 125 w suministrada a la población.    Gracias al molino, Poyatos, vio por primera vez algo tan necesario como la luz eléctrica  y otras mejoras derivadas de la energía como, la iluminación de todas las casas, enchufe para aparatos eléctricos de aquella  época, como la radio, posteriormente la televisión, cámaras frigoríficas  para establecimientos y la iluminación de todas sus calles.


        En el interior del molino y utilizando la energía eléctrica, había una serrería, donde se realizaban trabajos de carpintería   que abastecían las demandas de los vecinos.
   El recinto estaba distribuido en vivienda habilitada con dos plantas, la zona de explotación eléctrica, serrería y la piedra de moler  el  grano.
  En el  exterior había huertos para el cultivo particular.   D. José  Fernández  Serna  ( Pepe )  fue el último molinero que junto con su familia se encargo de la explotación y mantenimiento de este pequeño molino.

 A partir del año 1981 Poyatos cuenta con una línea de energía eléctrica, procedente desde la Central del Guadiela, ubicada en el pueblo de Vadillos. Con esta línea Poyatos, puede disfrutar de un servicio de energía acto para todo consumo.  Señalar que con el servicio eléctrico del molino, cuando llovía con intensidad o había tormentas se cortaba el suministro de luz durante varias horas al día.
 Hoy el molino es un recinto donde su edificación se encuentra en un estado deplorable y ruinoso.





 EL    AGUA
   Desde el principio de la población sus habitantes se abastecían de un manantial situado en la parte superior del pueblo.    Para  almacenar el agua se construyó una arqueta de piedra por el año 1.804 fecha grabada en uno de los sillares que hay junto a la entrada. En la parte exterior hay un pilón de agua utilizado durante décadas para lavar.
  Pero en realidad la fuente principal abastecida desde la arqueta, esta situada un poco más abajo y dividida en tres partes: primera ó derecha, hoy casi en desuso, necesaria previamente  para llenar cántaros y botijos, estas vasijas, la mayoría  procedían de Priego, se  utilizaban para mantener  agua en el hogar. El abastecimiento era realizado por la mujer, en verano   favorecían las relaciones sociales, si bien podía resultar penoso en pleno invierno, con la calle cubierta de nieve ir cargada manteniendo el equilibrio,  llevando el cántaro sobre la cabeza y un botijo en cada mano.
  Al atardecer, cuando la luz solar  va perdiendo su esplendor, eran las mozas quienes llegaban a la fuente para llenar los botijos. Este era  un buen momento para coquetear, e iniciar  conversaciones con los mozos, éstas ocasiones incitaban  el cortejo y principio de un noviazgo. 
  El centro de la fuente, era utilizado como  abrevadero. Era costumbre  llevar a las caballerías  a  beber  agua  al anochecer.
 
  La parte izquierda y más ancho de la fuente, es el lavadero, lugar donde se limpiaba  la ropa a mano, frotando el jabón sobre una losa  de madera  y a veces en la misma piedra del lavadero. Aquí  bullía la vida, las mujeres contaban historias y chismorreos mientras lavaban.   El jabón, la mayoría de las veces era de artesanía propia, elaborado con aceite usado y sosa cáustica.
 Como tendederos se  utilizaban  las matas y arbustillos que había cerca del  pilón.     Durante  el año  1.986  se efectuaron trabajos de alcantarillado en calles, y se fue introduciendo el agua potable en las casas.
   Esta agua procede de la fuente de la Toba, por su caudal y propiedades se decide la canalización hasta el depósito distribuidor. 




        LAS   CALLES
   Hoy en día todo evoluciona a unos niveles desorbitados en las zonas rurales, incluso hasta llegar a dañar el aspecto urbanístico y medioambiental que tanto distingue a los  pueblos de las ciudades.
   Poyatos no  podía  ser  menos y durante  los años 1.985 al 1.997 se producen cambios en el suelo de sus calles, para mejora urbanística del pueblo.   Cambiando el empedrado típico existido durante años por el asfalto de nuestros días.
Junto con las calles también han ido incrementando las edificaciones de nuevas casas y restaurando otras, en general  son  personas con raíces del pueblo y sobre todo hijos de emigrantes de los años 60.
   En  Poyatos sigue siendo en la época estival de Julio y sobre todo Agosto cuando el número de población es mas elevado.





A medida que la villa aumentaba en número de habitantes, se construyeron viviendas para la instalación y alojamiento de sacerdotes y maestros.  Estas viviendas fueron las primeras casas en el pueblo, que tenían instalación de sanitarios o retretes dentro de las  viviendas, aunque tampoco disponían de agua corriente como el resto de  casas de la población, pasando a ser de propiedad particular hoy en día.
   También se construyó en los años 60 un colegio en la zona de las eras junto al campo de fútbol. Un edificio con un ventanal, que deja  paso a la luz natural en toda el aula. Este edificio  fue el primero, en tener en su interior la instalación de servicios, no pudiendo hacer uso de ellos por falta de canalización del agua potable.  Otra edificación pública  y ubicada junto a la fuente, era el horno donde se cocía  pan, para el consumo propio de cada familia.  Anualmente era subastada entre los vecinos la explotación del mismo. Cada vecino fabricaba su propio pan, para el consumo de diez o quince días.
  En los años sesenta llego a haber dos hornos, uno de  iniciativa privada. A partir de la década de los setenta el pan,  lo abastecían desde la población de Cañamares.




















CENTRO   SOCIAL
   
  Son varias las mejoras urbanísticas que Poyatos esta efectuando en estos últimos años.
Hay gran voluntad por parte de los jóvenes junto con el alcalde, de restaurar y devolver a la zona más significativa del pueblo su aspecto real.
 Por motivos no especificados, la parte superior del Arco del Concejo, sufrió cambios en la puerta de acceso, así como buena parte de la plaza y atrio de la Iglesia.
 Manifestar la gran preocupación de los vecinos, por el estado actual del interior de este monumento.
 Señalar que con la reciente inauguración del Centro Social, podemos disfrutar de un local apropiado para juegos de mesa y actos culturales. El centro también posee instalaciones para el servicio medico.





NUESTRA    GASTRONOMÍA
   Desde nuestra infancia vamos descubriendo ese abanico de sabores que nos  aportan los alimentos.  A partir de  este momento es cuando percibimos lo que nos gusta y lo que rechazamos por su sabor.
   Nuestra cultura gastronómica va empezando a dar los primeros pasos, con ella  por supuesto la salud. Dependiendo de la situación geográfica y del clima donde vivimos, aportamos mayor cantidad de calorías a nuestra alimentación.
  Poyatos por su situación geográfica cuenta con bajas temperaturas en inviernos,  lo cual quiere decir que aportaremos a nuestro cuerpo una alimentación rica en calorías.
   La matanza que conlleva gran trabajo y mucho esfuerzo en la crianza del cerdo, es una forma de asegurarnos el abaste- cimiento de carne. Conservada  para  el  consumo  durante  todo el  año.
  En la elaboración de platos generalmente predomina la carne de cerdo por excelencia, seguida de la de pollo, cordero y conejo criados para este fin.                                                                           
   Señalar que los platos más típicos son:  El morteruelo, la gacha de almortas, la caldereta de cordero,  las gachas migas, los chorizos, que junto  con el  lomo y costillas de orza,  dan gran base y sabor a la hora de  elaborar  potajes.
  Sin olvidar  las ricas  morcillas, chorizos  y  güeñas  conservadas en buenas orzas.     Son también excelentes los jamones curados  y secados  en  Poyatos  para  el consumo propio.
    El morteruelo es el plato típico principal  de toda la provincia de Cuenca, su  composición  generalmente  es de la carne de caza.




MORTERUELO

Ingredientes:
Liebre, gallina ó perdiz, hígado de cerdo jamón(codillo), magro de cerdo, pan duro y especies ( pimienta blanca, clavo, tomillo) sal, ajo, pimentón y aceite.

Elaboración:
Poner a hervir toda la carne junta hasta estar  bien cocida.  Sacar  y desmenuzar en pequeños trozos.

  Sofreír el ajo picado en una sartén, añadir el pan en trozos  pequeños, poner  pimentón y  mojar con el caldo  donde  cocimos la carne. Agregar la carne desmenuzada junto con el hígado  rallado  y mover hasta formar una pasta homogénea, poner  al  punto de sal y especies. 



          
GACHAS  DE  ALMORTAS



Ingredientes:
Harina de  almorta, hígado,  ajo, aceite,  pimentón, sal, canela y agua.

Elaboración:
En una sartén  pondremos el aceite, sofreír el hígado en pequeños trozos junto con el ajo, añadir  pimentón y rápidamente la harina, agregar el agua, la sal  y una pizca de canela,  dejar cocer unos minutos.

Almorta:

      Planta leguminosa de flores moradas y blancas de fruto comestible, semilla farinácea  de  figura de muela.

  CHORIZOS

                                                          
Ingredientes:
Carne de cerdo, magro y tocino, canela, ajo, pimienta, pimentón,  sal, y  un  toque  de aguardiente.  Para embutir tripa del cerdo  o  tripa curada.

Elaboración:
Reservar del cerdo carne  magrosa,  panceta y tocino.

  Triturar todo junto,  siempre con menor  proporción de tocino,  añadir las especies y la sal;  mover todo  junto  ayudándonos de las manos, agregar un toque de aguardiente y probar el punto de sal. Dejar reposar unos minutos y embutir, atar y dejar secar unos días.  Freír y reservar en un recipiente de barro, cubrir el embutido  con el propio aceite de freír.


CALDERETA  DE  CORDERO



Ingrediente:
Carne de cordero, cebolla, pimiento, ajo, sal, aceite, tomate,  pimienta, tomillo, laurel   y  vino blanco.


Elaboración:

Poner aceite en la sartén, agregar la cebolla y el ajo  sofreír tomate rallado y saltear  el cordero a tacos y añadir vino blanco. Dejar cocer en su propio jugo hasta estar tierno, poner sal y especies.







SERVICIOS    PÚBLICOS

                 CORREOS

   Por su ubicación geográfica dentro de la Serranía, Poyatos siempre quedo un poco aislado  para llegar la  correspondencia pero nunca faltaron las cartas.
  Años atrás, el cartero  realizaba  un duro trayecto para traer el correo. Todos los días de reparto, se desplazaba hasta el pueblo de  Fresneda de la Sierra  para recoger la correspondencia,  bien a  pie o  acompañado de una caballería. El trayecto  antes de remontar  la cima de la montaña, contaba con una pronunciada cuesta, de nombre la Varga. Desde allí se puede observar todo el Valle del Escabas.  Señalar que el último cartero en realizar este camino fue D. Florentino Tortajada. Ahora  la recogida de cartas  se realiza  en otro pueblo  cercano,  comunicado por carretera  y  mediante  automóvil. 



                      TELEFÓNICA

     La principal línea telefónica y única en su día, llegaba a nuestro pueblo desde Fuertescusa con central en Cañizares, mediante  cable telefónico  sostenido a postes de madera.
 La casa del teléfono (la telefónica) contaba con una pequeña centralita, atendida por un miembro de la familia que residía en ella. Los últimos en residir fueron D. Mariano y su esposa  D. Sagrario.  En el portal o hall de la casa, había una cabina de obra con una puerta acristalada, en el interior un teléfono  supletorio donde pasaban las llamadas desde la centralita.
  Ahora prácticamente todos los vecinos tienen teléfono en sus hogares.

  Hoy el teléfono público,  esta  ubicado  en el soportal del Ayuntamiento,  dando  un servicio muy deficiente. 


TRANSPORTE

  La comunicación  antaño se realizaba por caminos, formados  colectivamente por los vecinos, avisados mediante  bando municipal para trabajos  comunales. Estos caminos eran   utilizados por caballerías,  medio de transporte hasta  otras poblaciones. Durante varios años, y  después de terminada nuestra guerra civil,  era  necesario entre los pueblos el Trueque.   Una forma de intercambiar cosechas como, trigo, uva, miel, aceite  etc.
  La  comunicación con automóvil a la capital, empezó a realizarse en los años 1940. La Campinchulense con base en Cuenca, era la  empresa que realizaba el trayecto hasta Poyatos, pasando  por los pueblos  de Mariana, Sotos, La Frontera, Cañamares  y Fuertescusa. El  Señor Daniel, era el conductor más frecuente del autobús en los últimos años.

   Hoy Poyatos cuenta con un  autobús  particular   que realiza el servicio tres días a la semana.




                                            SUPERMERCADO
 
  Ahora, Poyatos al estar bien comunicado,  los supermercados nos ofrecen una amplia variedad de artículos a la venta.
  Años atrás en el pueblo, había  otras tiendas que también contaban con productos no perecederos y carne de  cordero, procedente del ganado propio para consumir en el día.
  En ocasiones, la fruta, el pescado fresco  sobre todo sardinas,  llegaba a Poyatos a través de  ambulantes como, Sr. Macario, y Parrillanos entre otros. 




                                               ALOJAMIENTOS

    Poyatos  siempre ha tenido  en el casco urbano,  casas particulares para alquilar.
  Sobre los años 80  se construyeron  y  reformaron  algunas casas,  para uso particular  y  también  alquilar en verano.
   Pero es a finales de los  años 90, cuando el turismo empieza a cambiar de ámbito  y poco a poco  sin dejar la  costa,  sé  interesa por el interior de la península, y  surge el llamado  turismo  rural.
  Gracias a este cambio, Poyatos  esta transformando casas viejas  y  derrumbadas en  auténticas  viviendas de nuestros días. Unas para uso propio y otras para dicho turismo.
   En  esta época se inaugura  también el camping  Serranía.


                 CAMPING     SERRANÍA

  Situado  en la ribera del  Escabas  en la zona de la Tejera, apenas  3 Km  de la población.
 Por su ubicación y comunicación desde allí podemos acceder a parajes de la Serranía de una gran  belleza. El  camping, cuenta con servicios para  disfrutar  de una buena  estancia.

                 








  EXCURSIONES   POR   LA    ZONA

CUEVA   IGLESIA   DE  LA  HOZ

Duración  de  ida :   90 minutos
Dureza : Media
Camino : Pista  agrícola y senda
Sugerencias : Realizar el itinerario con pantalón largo, y no olvidar la cámara  fotográfica.

   Empezaremos el itinerario desde el propio casco urbano, y siguiendo la carretera con dirección  a  Fuertescusa,    nos encontraremos al comienzo con  un camino a la izquierda,  utilizado durante varios metros por vehículos agrícolas    y  todo terreno.
  Dirección a la Vaqueriza seguirá el camino, dejando a nuestra derecha el camino hacia el Prado y la ermita de la Virgen de Poyos.
  Unos metros mas adelante encontraremos a nuestra derecha un arenal, siguiendo el camino veremos a nuestra izquierda unas grandes cuadras para el ganado, pocos metros a nuestra izquierda encontraremos la senda a seguir para nuestra ruta. Un camino desgastado por el tiempo, cubierto de hierba y matorrales que nos conduce a un  gamellón, en  la zona  de las Quebradas.
  Desde este punto, seguiremos la senda que poco a poco comienza el descenso pronunciado, por la zona del  Ero. Al principio encontraremos dos sendas, seguiremos la  senda de nuestra derecha, después de sobrepasar este pequeño collado.
  Una vez sobrepasado el collado, la senda desciende entre plantas de aliagas, en  zona de barbecho. A escasos metros, la senda se  adentra entre boj, planta que predomina en toda nuestra   ruta.
 Apenas 200mts, encontrará un pequeño arroyo semiseco  fácil de remontar, por aquí transcurren aguas  del  barranco las Quebradas y barranco de los Espinares.
 Seguiremos la senda,  compañera nuestra  ya durante 2 Km, metros más abajo   llegaremos a un espléndido  mirador,   donde podemos disfrutar de una impresionante vista de toda la hoz; observando el cauce de los arroyos, y el arco de piedra natural unidos a una exuberante riqueza botánica. Continuamos el itinerario por una estrecha senda a nuestra izquierda, hasta encontrar el arroyo de la Dehesa
 Este arroyo transcurre  por un paraje natural con  características inimaginables,  donde viven el riesgo los  apasionados  del deporte, como el barranquismo, descenso de cañones, montañismo  y senderismo.
 Desde varios metros atrás, ya  escuchamos la cascada  de agua indicándonos el lugar por descubrir.

 Nos encontramos a los pies de una pronunciada subida, para remontar pondremos aprueba nuestro equilibrio, por senda cubierta de pastizales  resbaladizos,  al  final  habremos conseguido nuestro objetivo. Una cueva natural, donde la belleza de sus estalactitas y estalagmitas, formaban una amplia variedad de figuras modeladas  por  el agua y el paso del  tiempo, que nunca volveremos a ver por la destrucción y usurpamiento de algunos visitantes, desconociendo el valor, origen y progreso, que durante miles de años necesita para ir formando esas figuras sólidas y bellas.
 
                  RESTOS DE LA ERMITA  VIRGEN  DE  POYOS 



CASCADA  DEL  ARROYO  FRÍO

Duración de ida :  60 Minutos
Dureza :  Media
Camino: Pista forestal, senda y curso del arroyo.
Sugerencias : Realizar en verano con calzado  y  ropa apropiada  para el agua.

   Toda la Serranía nos brinda paisajes y parajes que no será  fácil  olvidar. Con esta ruta que vamos ha iniciar, por una hora conseguiremos  olvidarnos del mundo civilizado, y disfrutar de un paraíso mejor guardado en la Serranía.
  Desde la población de Poyatos o bien desde el camping Serranía, seguiremos en vehículo la carretera con dirección Tragacete, hasta llegar al paraje donde desemboca el arroyo con aguas de la Toba y la Dehesa. A nuestra izquierda encontraremos  un puente medieval donde  se  sugiere  parar.
          Iniciaremos de nuevo el trayecto con vehículo durante 2 km  y 150mts, a nuestra derecha encontraremos un carril  que proviene  del cauce del río Escabas, aquí estacionaremos  el vehículo para iniciar el trayecto a pie.
  Primeramente, intentaremos cruzar el río a través de piedras colocadas estratégicamente o bien con un calzado apropiado para el agua.  Una vez cruzado el vado, seguiremos por una pronunciada  pista  forestal,  donde encontraremos la confluencia de varios carriles  a nuestra derecha, continuando la andadura siempre por el original, cruzaremos  un pequeño arroyo.  Metros más arriba llegaremos a una pequeña pradera, donde  observaremos una casa verde de uso particular. Pasaremos por delante de la  propia  casa, para  seguir  la  ruta  por senda, desde aquí empezaremos  a  disfrutar de un paisaje verdaderamente bello.  A escasos metros la senda, se introduce entre pinos y arbustos hasta llegar al propio  curso del arroyo, es ahora cuando entramos al mismo curso de agua, ascendiendo por un angosto   desfiladero,  dificultando el vado   y  obligándonos a mojarnos a veces hasta la cintura.
   No obstante  la cascada  de agua con cerca de 20 mt, premiara con creces el esfuerzo realizado durante el itinerario. 




PUENTE  MEDIEVAL


   PARQUE   CINEGETICO   HOSQUILLO

Duración de ida :  30 Minutos  en  automóvil
Camino : Pista  forestal  asfaltada.
Sugerencias : Realizar el trayecto con precaución y llevar cámara  fotográfica

  Hosquillo, esta ubicado en las proximidades del nacimiento del río Escabas, es un lugar cerrado por grandes riscos y espesa vegetación de unos 3km de longitud, donde viven en semilibertad ciervos, muflones, gamos, osos, corzos y cabra hispánica.
   Para acceder al parque desde Poyatos, tomaremos la carretera con  dirección  a  Tragacete  hasta encontrar el cruce de Tejadillos. Allí nos desviaremos a la derecha, para continuar por la carretera que comunica  Poyatos con la población  de Las Majadas.
   Dejaremos el curso del río Escabas a nuestra izquierda, comenzaremos a tomar altura entre curvas muy pronunciadas y espesa vegetación, junto al curso de agua del arroyo del Obriguillo, hasta llegar al cruce del Cerviñuelo.
    Seguiremos a nuestra izquierda, donde  a pocos metros encontraremos el desvío, también a la izquierda, que nos llevara hasta la puerta del Parque del Hosquillo.      Para poder acceder al parque, primeramente  tendremos  que pedir  un  permiso  especial  en   Cuenca capital, ICONA es el organismo que controla  las visitas,  por lo que hay que llamar con bastante antelación  para  reservar  plaza.
   El interior del parque cuenta también con un museo de especies de nuestra Serranía.    Si no es factible acceder al interior del parque, habrá valido la pena llegar hasta  aquí.
  Desde la puerta principal, seguiremos una pequeña  pista  forestal  de  1km  aproximadamente,  que nos conducirá  al  mirador del Reloj, allí contemplaremos una magnífica panorámica del parque, el valle y parte de la Serranía.





LAS  SETAS
Duración de ida:  15 Minutos  en  coche
Dureza: Baja
Camino: Carretera local, carriles  y sendas
Sugerencias: No arrancar el tronco de la seta, llevar equipo apropiado y respetar  el suelo así como todas sus plantas.

En  esta época del año, podemos observar  una amplia gama de colores naturales  que la Serranía  nos  ofrece.
Montes y prados, reciben la visita de quienes se interesan por el mundo  de las setas.
Poyatos ubicado en plena Serranía, es una zona privilegiada  para  practicar  la  afición  a  la micología. Durante la  segúnda quincena del mes de Octubre y sobre todo los fines de semana, es cuando la visita de aficionados y expertos, es más intensa a nuestros montes.
*Desde aquí quisiera pedir la colaboración de todos, para mantener  nuestra sierra lo mas limpia posible *
Para una  recolecta segura  y agradable, necesitamos una  preparación  del equipo  que llevaremos:  botas, garrota o vara, cesta, cajón, navaja,  y  sobre todo  no olvidar el bocadillo para comer en  alguna fuente.  Impulsados por esta afición, son más cada año quienes se dan el madrugón para la recolección. Pero en realidad, el aficionado  espera todo el año  Octubre, para llenar el cesto o caja de setas, siempre evitando ser visto por los rivales,  para no descubrir el “rodal” del año anterior.
 La mayor variedad de setas, la encontraremos en bosque de hoja caduca, por la cantidad de materia  orgánica  acumulada en el suelo.
 El bosque de encinas o chaparral, de la Dehesa del pueblo, y las Quebradas, es zona que podemos encontrar  Amanitas y Boletus, esta última seta, es la más exquisita que podemos encontrar, los (Boletus Pinophilus) son  voluminosos  de carne blanca, olor fragante y sabor dulce.
  Otro terreno fértil en setas, son las grandes  extensiones de coníferas que encontraremos en  todo  nuestro territorio.

  Espacios bien comunicados por carretera o pista forestal, son  fuente del Cobo,  el Rodenal, y fuente del Peral, donde  podemos observar una extensa variedad de setas comestibles, predominando ( Lactarius  Deliciosus) el niscalo, conocido en el ámbito popular por el color rojizo del sombrero y del látex. Otro menos conocido y de baja calidad es  ( Suillus  Collinitus ) para  su consumo, hay que quitarle la piel del sombrero y la parte inferior del mismo .      Son también comestibles la ( Lepiota  Procera )  muy exquisita,  y  las  colmenillas

 ( Morchella  Esculenta ) y (Morchella  Rotunda ).
  Hay que abstenerse de consumir cualquier tipo de seta, que no se conozca   perfectamente.
  Entre las setas venenosas más vistosas por su color, destacaremos la (Amanita Muscaria) es toxica pero no mortal, el falso nizcalo ( Lactarius  Chrysorrheus) se distingue muy bien de estos  por su leche blanca, mientras que el nizcalo  presenta coloraciones a naranjadas










PASEO
  Cualquier día, es agradable pasear por las inmediaciones de la población y disfrutar del paisaje, que nos ofrece cada época del año. Como podemos observar a través de las paginas, encontraremos rincones para disfrutar de nuestras aficiones, solos o en compañía.  Compartir  la  lectura  y  sonido natural de la Sierra, nos invita conocer un mundo mágico como es  POYATOS.





















      

                    FUENTES   DOCUMENTALES
                           BIBLIOGRAFÍA
 Infotur: Serranía de Cuenca  nº 8. 
Siglo de construcción de la Iglesia, Arco de Concejo y Ayuntamiento. 

                     OTROS  DATOS, Ofrecidos por personas del Pueblo:

Fecha de línea  energía  eléctrica, Central  Guadiela.
    “      de  alcantarillado  e instalación de agua.
   “      de  pavimentación  de las calles.

 MINA.
En el término de Poyatos, en el paraje d la Herrería, se cita una mina de plata que daba mucho metal y se mandó cerrar la boca con cal y piedra y que en este estado se hallaba en el registro que hizo de las Sierras de Cuenca Juan de Castilla en el año 1678.
(220 )
Larruga y Boneta,E: Memorias políticas y económicas .........op. cit tomo Vlll , Pág. 69

La serranía alta de Cuenca 289 pág            (L. Esteban Cava)

POYATOS

APUNTES   Y  PAISAJES

    Es un  libro escrito durante tres años, con las experiencias de los años vividos en esta pequeña pero gran villa. El año 2002  puse punto y final al texto, introduciendo varias rutas por este entorno de la Serranía, así, como un amplio abanico de fotografías de flores y plantas de la zona, describiendo su nombre y propiedades.   Desde aquí quiero dar las gracias a los que de una manera u otra han colaborado en estos pequeños  APUNTES Y PAISAJES. 



FOTOGRAFIA  Y  TEXTO
Emilio  Pérez   Gil

Colaboración  en  Evolución  Histórica:
Javier   Herraiz











10 comentarios:

  1. Impresionante blog. Me ha encantado leerlo y lo he disfrutado con pasión. Muy lucrativo, y además transmite y contagia la pasión del redactor al lector. Yo, que soy un apasionado de Poyatos y que también he escrito una novela basada en la Serranía te doy la enhorabuena.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias por tu comentario, Javi.!!! Agradezco tus palabras de todo corazón. Creo haber visto algo sobre la Serrania. Las Corralizas. ¿ Puede ser ?. intentare buscar y leerlo. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Esta entrada no la había visto, la verdad es que muestras las bellezas de tu pueblo de una forma muy particular, se nota en las fotos tu buen hacer, Fantástico reportaje. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Javi. !!!.. La verdad que me llevo tiempo escribir pero disfrute mucho haciendolo. Las raices nunca se tienen que olvidar. Un fuerte abrazo, amigo.

      Eliminar
  3. En cuanto lo tenga editado, te haré llegar un ejemplar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias, Javi. !!! Será un placer poder disfrutar de ese magnifico texto.....Pagando lo que sea. Un cordial saludo.

      Eliminar
  4. En cuanto lo tenga editado, te haré llegar un ejemplar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Que grande que eres, Emilio! En Poyatos, ya pueden estar orgullosos de ti, excelente reportaje!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, José. !!! Este texto es una pequeña recopilación del libro.... Verdaderamente tenía mucha ilusión en hacerlo, me llevo tiempo pero disfrute haciendo algo que siempre soñé... Los años de la infancia siempre los recuerdo con nostalgia. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar