domingo, 31 de enero de 2016

EL AMIGO Y EL MAR
























         Fotografia realizada 23 Enero 2016 cámara Canon 60 D. Datos Exif. iso 100 TV 3.2  AV 11





                                         EL AMIGO   Y   EL  MAR 
                                         ( Litoral Valenciano )

  Cada noche ojea  entre  blancas sabanas, las páginas del viejo libro sobre el mar. Junto a los pies de la cama, permanece la estantería de madera con amplia colección de literatura sobre el mar..  En  la mesita de noche, el diminuto candelabro sujeta la vela que  ilumina la fría habitación.   Hoy repasa la vieja  enciclopedia  Álvarez, que guardaba con gran cariño desde que termino su  tercer grado de primaria.  Aquellas clases de geografía  las recuerda con pasión, era la asignatura  preferida.
    A pesar de  ser una persona sedentaria,  conoce  grandes ciudades  incluso aldeas  escondidas entre las  altas  montañas  y rincones insólitos del planeta. Le gusta viajar a través  de los libros.
      A veces me habla  de su amigo de  infancia,  y el olor inconfundible de  su goma de borrar, Milán, así  como la tinta china Pelikan  con la cual cargaba su primera  pluma.  Pero nunca olvida ese amigo que en los años sesenta se marchó de la pequeña aldea, sí, como familias enteras que emigraban  en busca de trabajo a las grandes ciudades.  A menudo le escribe  cartas que hablan de la belleza del mar.
                                                                                              Emilio Pérez- Fotografía   31 Enero 2016






































domingo, 10 de enero de 2016

LA CHICA DE LA MOCHILA. Amanece 2016


PRIMERAS   FOTOGRAFÍAS  DEL  AÑO  2016


                 Fotografía realizada  el día  2 Enero 2016. Cámara Canon 60D. Datos Exif...ISO 100,   AV 9,  TV 1/15  


                                                                                  

                                              LA CHICA DE LA MOCHILA.
                                                                         ( Playa de la Malvarrosa )

  Durante toda la noche, un viento enfurecido acompañado de temperaturas impropias para estas fechas de año, ha dejado la arena de la playa limpia de papeles y otros enseres. 
   Permanece en el interior del coche ajustando los parámetros de la cámara, cuidadosamente pasa un paño sobre la lente humedecida del objetivo, mientras observa, como las nubes se disipan  y el sol  comienza a brillar sobre el horizonte. 
   Sentada sobre la proa de una de las  barcas que permanecen junto la arena, Una chica morena de corta melena con mochila en su espalda, fija la mirada en las suaves olas que llegan a la playa. Con un pequeño impulso salta sobre la arena y  poco a poco, camina lentamente hasta alcanzar la orilla.
  El sale del interior del coche con cámara y trípode en mano, camina sobre la arena observando el punto apropiado para efectuar un buen encuadre. Llama su atención  aquellos que caminan  incluso corren  donde las olas tienen su fin.
    La cercanía al domicilio, era  motivo por el cual  visita esta playa con frecuencia, dependiendo la estación del año, encuentra puntos diferentes de componer y encuadrar sus fotografías. Hoy  su mirada  esta centrada en conseguir esa imagen de la chica, desde el primer momento  que la observo  saltar de la barca y dirigirse  junto la orilla.
  Poco a poco se acerca  con el trípode y cámara, hasta conseguir una distancia que el objetivo  encuadre con esa calidad denomina dulce o ideal.  Cuando se dispone  hacer la primera fotografía, se acerca un ciclista sudamericano pidiéndole realizar una fotografía con su móvil,  rápidamente complace  al inoportuno ciclista y continua observando tras el visor de su cámara, la silueta  de esa chica.  
  Centrada con la mirada perdida en el horizonte,  permanece inmóvil y ajena al momento que  el fotógrafo aprieta una y otra vez,  el botón del disparador. 
 Tras insistir una y otra vez disparando, la chica gira la cabeza y observa  que alguien esta robando  ese momento intimo  y mágico del nuevo día.
  Al regresar, pasa junto al fotógrafo, el, se acerca con la cámara y  muestra la imagen de ella, ¡¡ Que bonita !! .Responde ella, secando con su blanco pañuelo de papel, una lagrima que recorre su mejilla. Camina sobre la arena  hasta alcanzar el paseo de asfalto. 
  El fotógrafo permanece junto la arena, pensando en esas pequeñas lágrimas y los secretos guardados en esa pequeña mochila.     Emilio Perez 2/01/2016
  
     










                                               PLAYA DE LA MALVARROSA  ( VALENCIA )