lunes, 28 de enero de 2013

EL CANTUESO Y LA MARIPOSA

Fotografia realizada en la Serrania de Cuenca, Poyatos. Cámara  Lumix

   Después de los incencios de los últimos años, unos intencionados y otros por los fenomenos de la naturaleza  ( Rayos de tormentas de verano ) la Serrania de Cuenca será siempre uno de los pulmones  más principales de España.
   Poyatos, situado en el corazón de esta Serrania, fué el pequeño pueblo por donde comencé andar. Durante mi niñez estar en contacto con la naturaleza me aportó un conocimiento  y aprecio por todo lo que encontraba a mi alrededor y poco a poco descubria. Los años sesenta  fueron años donde  más recuerdos quedaron,  apenas tenia cinco años, pero  como si fuese un disco duro, mi cabeza grabó tantas cosas que siempre recuerdo, por ejemplo los campos que rodeaban el Pueblo sembrados de cereales, a veces el fuerte viento  movía las espigas y me recordaba un gran mar.
    La población comenzaba a emigrar, las tierras de regadio, los grandes campos de cereales y la carne de la matanza del cerdo, terminó.  Todos  querian una vida menos esclava y se marcharón  a otras provincias, Madrid, Barcelona,Valencia, incluso los más atrevidos a Francia y Alemania. 
  El pueblo sería el punto de encuentro para todas las familias  los meses de verano. Los más afortunados incluso llegaban con su propio coche, un Seat 600, Sinca1000 y  R8.
  Para mi, poder callejear cada año y  recordar las calles empedradas, mirar la Serrania desde la ventana de casa, ver correr entre las matas los Ciervos al amanecer y  pasear entre grandes masas de pinos, es algo que  me llena de energia para el resto del año......Pero siempre con mi cámara en  mano, hay imagenes que no se pueden perder. Son parte de mi  niñez y de mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario